Pensamientos

El Compromiso Cristiano

El compromiso cristiano con Dios es la mayordomía sobre toda la creación de Dios. Todo cristiano fiel, que se ha entregado a Dios, que ha sido redimido por Dios, asume la responsabilidad de velar por el bienestar de la creación de Dios. Entiendo que Dios creo el universo, nuestro mundo, somos criaturas de Dios. Que hemos descarriado no hay duda, pero Jesús Cristo nos enseño el camino de regreso a Dios mediante el arrepentimiento, pidiendo perdón a Dios y ser redimido después de haber recibido el perdón de Dios, reincorporándonos a los hijos de Dios, al pueblo de Dios.

Como hijos de Dios asumimos la responsabilidad de cuidar la creación de Dios, toda la creación. Aunque no entendemos completamente las razones de ser de muchos elementos y criaturas en la creación divina debemos respetarlos. Como hijos(as) de Dios, somos coherederos con Jesús Cristo del reino de nuestro Dios Padre. Como buenos hijos(as) cuidamos nuestro legado. Nuestra inteligencia innata nos indica que si malgastamos los recursos que heredamos y no damos tiempo para que se reponga, estaríamos reduciendo la disponibilidad de esos recursos para nuestros propios beneficios y la de nuestra descendencia. Entiendo que Dios creo el universo con amor y por amor, El es el origen de nuestra existencia, de todo lo que existe. Por amor a Dios cuidaremos nuestra naturaleza.

Dios es la fuente de amor, como criaturas de Dios estamos dotados con la capacidad de amar, de tener amor. Jesús Cristo nos dijo que el requerimiento para todos los hijos de Dios es que amemos a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como nosotros mismos. Si cumplimos con ese precepto estaríamos obedeciendo a Dios; si obedecemos a Dios es porque amamos a Dios, es porque reconocemos a Dios, si reconocemos a Dios es porque por fe entendemos que existe en nuestras vidas. Reconociendo a Dios en nuestras vidas también entendemos que podemos desarrollar una relación personal con El. La relación personal implica tener una comunicación directo con Dios Padre.

Una relación personal con Dios implica una relación intima con el Creador, como lo tuvo Jesús Cristo cuando estuvo como humano en nuestro mundo. Cuando se iba de este mundo Jesús Cristo nos dejo un legado muy particular, el Espíritu Santo del Padre Dios. Atravez del Espíritu Santo nos comunicamos con Dios Padre y El con nosotros. El mismo nos consuela y nos guía a todas Sus verdades. Para mantenernos salvos necesitamos mantenernos unidos con el espíritu a Dios. Tenemos que estar en constante comunicación con Dios, una comunicación intima, muy personal, con nuestro Padre Creador. El enemigo de nuestras almas, de nuestras vidas, Satanás y sus demonios nos asechan a cada paso, tentándonos a delinquir, a pecar, a desobedecer a Dios.

La gracia de Dios es suficiente para protegernos de Satanás y sus demonios, pero nos toca a nosotros mantener nuestra fe viva y fuerte en Dios. Ora a diario hermanos, para que la gracia de Dios nos cubre como un manto protector contra todas las maldades de este siglo. Alimento mi fe con amor a Dios y a mi prójimo. Que la misericordia de Dios siempre este con nosotros. Amen.

Hmno. Jorestemac
Panamá, Rep. Panamá.
Julio 27, 2013.

No Comments Yet.

leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. Basic HTML code is allowed.